jueves, 8 de enero de 2015

Poema


… y me daban por muerto
Hacía tiempo que venía barruntando modificaciones en el Ser

un sutil y casi imperceptible cambio de estatus
Desde luego sospechoso era que la Lluvia no me calara y
que el Viento silbara a todos menos a mí
Recientemente incluso la Piedra se negó a que tropezara
no tres
no dos
siquiera una vez en élla

… y me daban por muerto
los perros
los gatos y
los ñus
Recientemente incluso el Ornitorrinco se negó a que tropezara
no tres
no dos
siquiera una vez en él

… y faltan
el chocolate con churros de los domingos
el sabor a tinta al mojar los dedos
para pasar las páginas del periódico
la tortícolis de una siesta mal acomodada e
incluso la Mano que la finaliza con la Caricia

La hierba a mi alrededor obstaculiza el proyecto de los pasos
con los que anhelo recorrer la largancha sombra
del  Ciprés hasta su Copa
Donde espero que sí me moje la Lluvia
Donde espero que sí me silbe el Viento

Hay demasiado silencio
Solo suena
apenas débilmente
como con desgana
el aleteo cansado de un pajarillo mudo
posado en las frías letras de una lápida

… me daban por muerto
y tenían razón


D.E.P.


AUTOR: Juanje Frayfregona

2 comentarios:

  1. Un existir frío. De un frío insensible.

    ResponderEliminar
  2. juanje frayfregona9 de enero de 2015, 1:14

    Más bien una hipersensibilidad invalidante, como cuando un ruido monótono y ensordecedor elimina la posibilidad de apreciar el resto de sonidos. Gracias Julito.

    ResponderEliminar